jueves, 27 de octubre de 2011

Lavarse los Dientes


Consejos para que el niño aprenda

  • Para despertar su interés, cómprale un cepillo infantil de cerdas suaves que lleve algún muñeco.
  • Límpiate los dientes con él para que vea cómo hay que hacerlo. Enséñale a seguir siempre el mismo orden, sin olvidar la parte externa, la interna y la horizontal.
  • Si se cansa antes de haber repasado todas las piezas, puedes proponerle un pacto: tú le lees un cuento mientras él se cepilla, pero él no puede terminar hasta que tú no acabes de leer la historia.
  • Conviene que se cepille los dientes siempre en presencia de un adulto. Si no tenéis tiempo para vigilarle bien es preferible un solo cepillado exhaustivo por la noche que dos o tres al día mal hechos.
  • Acostumbra al niño a no comer nada después de cepillarse.

Enséñale paso a paso

  • Para empezar, se lo pueden tomar como un juego frente al espejo: consiste en sacar la lengua, abrir mucho la boca y usar el cepillo dentro de ella.
  • A los niños les encanta hacer cosas de mayores, así que les podemos recordar que lavarse los dientes es una tarea de mayores, con artilugios de mayores, y él, que ya es mayor, puede empezar a usarlos.
  • Hay que dejarles que lo intenten, incluso con algo de pasta con flúor, aunque papá y mamá les ayuden.
  • Debemos explicarles cómo deben hacerlo bien. Con mucha paciencia les contaremos que el cepillo debe ir de arriba abajo y que también deben cepillarse la lengua. Aunque al principio no sigan las instrucciones al pie de la letra, poco a poco irán aprendiendo a hacerlo.

viernes, 14 de octubre de 2011


Hoy celebramos en Barquito

el cumpleaños de

CARMEN Y RAQUEL

¡ Felicidades Chicas,

que tengáis un día GENIAL !


jueves, 6 de octubre de 2011

El encargado de la clase

Comenzamos una nueva actividad con nuestros peques del aula de tortugas. La propuesta del encargado de clase es una experiencia que se lleva a cabo con el fin de dar protagonismo a nuestros niños y niñas así como trabajar con ellos el sentido de la responsabilidad.

Cada día un niño o niña será el encargado y como tal realizará una serie de funciones repartidas a lo largo del día, que irán cambiando en función de la edad, intereses y necesidades de los niños y niñas así como de la evolución del grupo.
Pero lo más importante, es que de esta forma, estamos contribuyendo a ayudarles a crear entre todos una imagen positiva, un espacio y un sitio dentro del grupo y un desarrollo de valores como responsabilidad, respeto a los diferentes ritmos, valoración de diferentes formas de hacer las cosas

Actividades:

A continuación os exponemos una serie de actividades que realizamos en el momento de la “asamblea” y cuyo protagonista será el encargado de clase así como todos los niños y niñas del grupo que participarán de forma activa.


PASAR LISTA:

Pasar lista señalando.

Pasar lista siguiendo el orden.

SALUDOS:

Empezamos dando los buenos días:

Cantando.

Con poesías con rima o sin rima.

En diferentes idiomas.

CONTAMOS A LOS AMIGOS QUE HAN VENIDO Y A LOS QUE HAN FALTADO:

Contamos cuantos somos y cuantos han faltado y mostramos el número mediante tarjetas representativas.

Colocamos las fotos de los amigos que han venido en el panel con el dibujo que representa el cole y las fotos de los amigos que han faltado en el dibujo que representa una casa.

TIEMPO QUE HACE:

Colocamos el símbolo (sol, nubes, lluvia, viento…) del tiempo que tenemos.

BUSCAR EL DÍA EN EL CALENDARIO:

Nombrar el día.

Repasar los días de la semana:

Discriminar nombres de los días.

Nombrar alguno de ellos.

Asociar actividades a días.

Distinguir días que hay cole y días que no.

Aprender Sábado y Domingo.

Nombrar los otros días.

Decir qué día es hoy, cuál será mañana y y cuál fue ayer.

Decir mes y estación.

OTRAS ACTIVIDADES:

DE LÓGICA MATEMÁTICA:

Formas.

Conteo verbal.

Números.

Colores.

Tamaños.

Situaciones (encima-debajo, delante-detrás…).

Asociaciones.

Clasificaciones…

A lo largo del día el encargado también realizará otras funciones como ser el primero de la fila para ir al patio o al comedor, ayudar a repartir baberos, servir el agua, etc...

Durante todo el día llevará puesta la medalla de encargado que le distinguirá como tal.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Bits de inteligencia, un método que mejora la atención de los niños.

Esta práctica pedagógica se utiliza para estimular el desarrollo cognitivo de los menores de seis años

Mejoran la atención, facilitan la concentración y desarrollan y estimulan el cerebro, la memoria y el aprendizaje. Estos son algunos de los resultados que se obtienen al utilizar los bits de inteligencia. Es un método didáctico dirigido a niños de entre 0 y 6 años e ideado por el psicoterapeuta estadounidense Glenn Doman. Hoy en día, recurren a él miles de centros educativos y hogares de todo el mundo. Su metodología se basa en mostrar información visual y auditiva de una forma escueta y rápida, mediante tarjetas de información.
"La capacidad de almacenar datos concretos es inversamente proporcional a la edad". Bajo esta premisa, fruto de años de investigación, Glenn Doman, psicoterapeuta estadounidense experto en la estimulación de niños con lesiones cerebrales, ideó hace ya más de 30 años un nuevo método pedagógico destinado a estimular esta capacidad en los menores de seis años: los bits de inteligencia. Numerosas investigaciones han evidenciado que en este tramo de edad los niños tienen un potencial asombroso, sienten mucha curiosidad y son buenos aprendices. El trabajo pedagógico que se realice con ellos puede favorecer de forma significativa su desarrollo cognitivo.
Combina el estímulo visual y auditivo para lograr la retención del concepto en la mente de los menores
El programa de estimulación temprana de Doman se utiliza, tanto en el entorno escolar como en el familiar, para apoyar y acelerar el proceso de desarrollo de los niños. Consiste en mostrarles de forma continuada y organizada por categorías unidades de información (imágenes) contenidas en tarjetas, denominadas bits, y acompañarlas de la enunciación en voz alta del dibujo que representan. Combina el estímulo visual y auditivo para lograr la retención del concepto en la mente de los menores.
Los niños aprenden de este modo, sin darse apenas cuenta, nuevos términos y significados, clasificados y estructurados, que servirán para desarrollar y ampliar aspectos tan determinantes en esta etapa como el lenguaje, el vocabulario y la memoria. El método de los bits actúa también sobre la capacidad de concentración y atención de los niños, un potencial que les favorecerá de forma significativa en etapas educativas posteriores.


Aplicación del método
El docente o el progenitor se sitúa delante del niño con las tarjetas en la mano y se las muestra una a una, a intervalos de un segundo. A la vez, enuncia el término que se representa en el bit. En un principio parece sencillo, pero para que el método sea efectivo debe aplicarse con unas determinadas premisas.
La información que muestren los bits tiene que ser precisa y clara, contener un único dato y no dar lugar a ambigüedad
Para que puedan alcanzar su objetivo, las tarjetas de información deben cumplir una serie de requisitos. No hay que mostrar a los niños imágenes elegidas al azar, sino que la información de éstas tiene que ser precisa, simple y clara, contener un único dato y no dar lugar a ambigüedad. El bit de inteligencia debe representar una realidad concreta, en forma de fotografía, dibujo, símbolo o palabra, que sea fácil de percibir por parte del niño y le resulte atractiva. Igual de importante es que tengan un tamaño suficiente para que los más pequeños lo puedan ver de forma clara y que se sitúe sobre un fondo blanco para que no distraiga al niño con otros elementos.
Un aspecto destacado que no hay que pasar por alto en el momento de aplicar este método es que los bits deben estar agrupados por categorías. Las tarjetas se organizan por conceptos que tengan características similares o que se engloben dentro de un concepto más amplio: frutas, animales, ropa de verano o la familia. Se facilita que el niño, además de adquirir nuevos términos, sea capaz de establecer relaciones entre ellos y aprenda a desarrollar la capacidad de distinguir entre similitudes y diferencias. Doman recomienda mostrar entre cinco y diez bits diferentes por cada categoría.


Basta con mostrar el bit 15 veces para que el estímulo quede fijado en la memoria
¿Cuántas veces hay que enseñar un bit para que el niño lo fije en su cerebro? Siempre dependerá en parte de las características cognitivas de cada alumno en particular. Pero el trabajo realizado durante todos estos años con el método apunta a que basta con mostrar el bit 15 veces para que el estímulo quede fijado en la memoria. No consiste en mostrar 15 veces seguidas la misma tarjeta, sino en hacerlo de forma repetida en un espacio de tiempo determinado.
La metodología puede ser flexible: enseñar cada categoría tres veces al día durante cinco días seguidos, mostrar cada grupo una sola vez a lo largo de 15 días, o dos veces al día en el transcurso de una semana. El responsable de aplicar el método puede combinar estas variables del modo que le resulte más conveniente, según la disponibilidad de tiempo y espacio para llevarlo a cabo.
Los usuarios de este método didáctico destacan la importancia de crear un entorno adecuado en el momento de su aplicación, sin distracciones visuales y auditivas que puedan desviar su atención. Recalcan la importancia de motivar a los niños antes de la exposición para generar expectación y mostrar entusiasmo en el momento de exponer las imágenes.

Bits tradicionales y bits digitales

Padres y docentes pueden fabricar sus propios bits de información para trabajar con los pequeños. Es tan sencillo como recortar fotos, dibujos o ilustraciones que pertenezcan a un mismo tema o categoría de revistas, catálogos o libros viejos que no se vayan a utilizar, y pegarlas sobre cartulina blanca en la que se escribe después el término correspondiente.
En Internet también pueden hallar diferentes recursos para trabajar este método con los niños en las aulas o en casa, algunos de ellos disponen de fichas tradicionales para imprimir y otros son programas de bits para utilizar desde el ordenador.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Recomendaciones...

¡A JUGAR! ACTIVIDADES PARA ENSEÑAR BUENOS HÁBITOS A LOS NIÑOS
DR. EDUARD STIVILL-YOLANDA SÁENZ DE TEJADA
En esta ocasión Stivill nos sorprende con un libro, "¡A jugar!" en el que se proponen actividades para enseñar buenos hábtitos a los niños. Un libro que a través de juegos muy sencillos y muy bien explicados (Ya sé desayunar, ¡Me bebo toda la leche!, Ya no tengo celos, Me baño solo...) propone a los papás el trabajo de los buenos hábitos y valores. Hábitos como el de la alimentación, la higiene, la conducta, la comunicación... son algunos que nos propone Stivill trabajar pero siempre de una forma lúdica y divertida.

"No basta con que los padres nutran a sus hijos con afecto y comodidades. Para hacer de ellos pesonas felices y responsables también es necesario transmitirles unos valores y hábitos que les den seguridad para crecer y madurar."

A veces los buenos hábitos resultan difíciles de inculcar. Este libro pretende que los padres, mediante juegos divertidos, eduquen a sus hijos a la vez que crecen con ellos.

Entre los ingredientes imprescindibles que recomienda a los padres están:

La emoción.
La Planificación.
Todos fuimos niños.
No somos infalibles.
El amor loco.
Una nueva perspectiva para trabajar los hábitos en casa.